jueves, 4 de octubre de 2007

“Turismo cultural y oportunidades de negocio para Museos y Patrimonio de la humanidad II " Ted Silberberg

Definición

El turismo cultural son las visitas efectuadas por personas externas a la comunidad anfitriona motivadas completamente o en parte por el interés en el patrimonio histórico, artístico, científico que una región o comunidad ofrece. El turismo cultural representa un sector significativo en cuanto a beneficios económicos para los museos y los sitios de relevancia del patrimonio cultural.

Mercado de turismo cultural

Hay diferentes tipos de consumidores:

  • 1. Personas con gran motivación cultural. Se mueven y viajan específicamente por razones culturales. Son un 5% del mercado residente y un 15% de los que vienen de fuera.
  • 2. Personas que son motivadas parcialmente por la cultura. Viajan a una ciudad por sus posibilidades culturales pero también para visitar amigos o familiares. Representan un 15% del mercado residente y un 30% del mercado de los que vienen de fuera.
  • 3. Personas que viajan por otra motivación principal, y la cultural es un plus. Representan un 20% de los dos mercados.
  • 4. Las personas que son turistas culturales por casualidad, que viajan a una ciudad sin alguna intención cultural pero acaban tomando parte en alguna actividad cultural por medio de amigos o familiares. Representan un 20% de ambos mercados.
  • 5. En fin, hay personas que no viajarían nunca por razones culturales y no participarían en acontecimientos culturales. Son un 40% del mercado residente y un 15% de turistas.
Perfil del turista cultural
  • Alto nivel de educación.
  • Aumento del número de mujeres en las posiciones sociales de poder adquisitivo alto.
  • Generación "baby boom"
  • Poco tiempo libre pero más actividad y calidad de ese tiempo.
  • Preocupados por la salud y conscientes de la peligrosidad de los rayos UVA. Tendencia a buscar más actividades interiores que exteriores.
Paquetes combinados

  • 1. El más común, es entre productos culturales del mismo tipo. Teatros con teatros, museos con museos, por ejemplo los pass para varios museos.
  • 2. Packs combinados de productos de diferentes tipos. Festivales que concentran en una temporada productos culturales específicos, o circuitos de arte que concentran en un diferentes productos en un lugar determinado, creando una oferta más atrayente y amplia dentro de la misma zona geográfica.
  • 3. Productos culturales turísticos y productos culturales no turísticos. Es el más importante, y combina productos culturales con hoteles, resorts, ocio, tour en bus...Esta posibilidad ofrece variedad de experiencias y amplía enormemente el mercado cultural de los turistas culturales accidentales.

Conclusiones:

Los museos y sitios de patrimonio cultural pueden:
  • ayudar a los hoteles a desarrollar packs de “fin de semana” para cubrir los días de baja ocupación.
  • ayudar en las convenciones a planificar destinaciones convenientes y programas de actividades culturales para los delegados.
  • proponer tickets de admisión tipo “full-day pass” para animar a los visitantes a ir de compras, comidas en restaurantes de la zona o visita de diferentes atracciones, con descuentos atrayentes.
  • desarrollar horarios operativos coordinados con horarios comunes de venta entre colaboradores y gestores del patrimonio.



No hay comentarios: